Frases para invitaciones de bautizo

Frases para invitaciones de Bautizo. 

 

Padre santo, pon un ángel a su lado
para que cierre el paso a la enfermedad
y a todo mal, y la (lo) guie por el sendero
de la salud y el bienestar.
El bien, la paz y la bendición del Señor
la (lo) acompañe todos los días de su vida. Amén.

 

-En este día especial, la luz de Dios se encenderá en mi corazón… para iluminar todo el camino de mi vida.
 
-Que este encuentro con Jesús sea para mí, fuente de luz en el camino de mi vida.

-La luz de Dios se enciende hoy en mi corazón para iluminar todo el camino de mi vida.
  
-Señor, toma mi pequeño corazón en tus benditas manos a partir de este día en que te ofrezco la inocencia de mi niñez, y jamás te separes de mí.
 
-Hoy recibo el sagrado sacramento del bautismo. Que la luz especial que llega hoy a mi vida, brille por siempre en mi corazón.
 
-Dulce Jesús, en este día vengo a ti por primera vez. Bendíceme y bendice a los que amo.
 
-A partir de hoy soy hijito/a de Dios y heredero/a del cielo.
 
-Hoy comienzas a vivir bajo los ojos de Dios, sus manos te dan la bienvenida a este nuevo mundo.
 
-Señor, hoy me presentan ante ti para ser bañado con la gracia de tu amor, toma mi pequeño corazón en tus benditas manos y jamás te separes de mi.

 

“Dale ahora, Señor, vida abundante: que crezca sano, que su cuerpo se desarrolle con la fuerza que le aporte la naturaleza; y que desde la gratuidad de lo que le das, sepa estimar y proteger siempre a los mas débiles, sepa estimar y proteger siempre a los mas débiles”

“Señor, te daremos gracias, gracias por sus ojos y sus manos, gracias por sus pies y por su piel, gracias por su cuerpo y alma. En tus  manos de ternura la (lo) depositamos para que la (lo) cuides y la (lo) mimes y la (lo) llenes de dulzura. Padre Santo”

“Señor gracias te doy por hacernos partícipes de una nueva vida, protege y cuida su cuerpo y alma par que llegue sano a la luz del mundo y a la nueva vida del bautismo”

 


Señor, este es nuestro hijo que va a ser cristiano.
Dale sitio en tu Iglesia.
El será bautizado porque nosotros así lo decidimos.
Tú sabes, Señor, que ésta es una opción que nos brota de muchas cosas: de la fe familiar, de nuestro ser cristiano, de la alegría del Evangelio, de las esperanzas que nos das, de las realidades que vivimos y de la acogida que desde ahora le va a dar a este hijo la Comunidad.
Que, a medida que él descubra el sentido de su pertenencia a tu Pueblo, comprenda nuestra opción, sienta el gozo de vivirla y la asuma en su libertad como el don más hermoso del Espíritu. Amén.

 

Señor, te damos gracias porque podemos decirte:
este es nuestro hijo, fruto a la vez de tu vida y nuestra vida, de tu amor creador y nuestro amor de padres.
Nos llenaste de alegría cuando supimos que llegaba, le hemos querido antes de conocerlo y lo hemos vivido desde que le sentimos vivo.
Dale ahora, Señor, vida abundante: que crezca sano, que su cuerpo se desarrolle con el vigor de la buena naturaleza; y que, desde la gratuidad de lo que le das, sepa estimar y proteger siempre a los más débiles. Amén.

 

 

Lo más nuevo
Especiales